miércoles, 1 de mayo de 2013


1° de mayo – Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina

552919_574516582583024_1263
Si bien en oportunidad del levantamiento militar del 16 de junio de 1955 los aviones de la fuerza aérea fueron convocados a  combatir  contra los de la marina que atacaron Buenos Aires  y  durante el Operativo Independencia también participaron  en acciones contra la compañía Ramón Rosa Jiménez del ERP y  Montoneros que la apoyaban en los montes tucumanos, el 1ro de mayo, por primera vez, entraron en acción contra fuerzas extranjeras durante la Guerra de Malvinas  y  por ello se lo considera el Día de su Bautismo de Fuego.

El 1° de Mayo de 1982 era el indicado para que  la Fuerza de Tareas  Inglesas iniciara el ataque, a las 4.40 de la mañana 2 bombarderos  Vulcan  apoyados por 8 aviones Víctor de reabastecimiento  provenientes de la isla Assención  operan sobre puerto Argentino , la Flota comienza su cañoneo y los aviones Sea Arrier y helicópteros atacan  Pradera del Ganso, desde las Islas se intenta responder  en primera instancia con los únicos  aviones allí disponibles, los Pucará,  que solo podían enfrentar tamaña fuerza enemiga gracias al coraje de sus pilotos. En ese intento y tratando de despegar su avión muere  el 1° Tte. Jukic junto a 7 cabos y  2 soldados conscriptos.
Desde el continente y las islas se llevaron a cabo 56 misiones ese día  logrando evitar el primer intento de desembarco  a un alto precio en vidas y material, y sobrellevando con gran esfuerzo humano las vicisitudes del conflicto.
En una de esas misiones por la mañana con el indicativo “Tablón” el capitán Gustavo  García Cuerva llevando como numeral al Tte., Carlos Perona  parten en misión de cobertura aérea con sus Mirage III del indicativo “Topo” Douglas  A4 C que comandaba el capitán Malaver que  iba  atacar la flota. Los Mirage  estuvieron a punto de entrar en combate con los Harrier, pero el exceso de peso por los tanque suplementarios que debían llevar  para poder regresar al continente le impidió maniobrar para atacar y por eso se volvieron, concluyendo luego que  ante un nuevo encuentro con el enemigo, debían desprenderse de  dichos tanques e intentar un riesgoso aterrizaje en Puerto Argentino.
Por la tarde se repite la misión  y esta vez sobre las islas  se  produce el primer combate aéreo (y uno de los pocos) de la guerra. Pero no logra soltar un solo tanque, su avión se desestabiliza y es derribado logrando eyectarse. García Cuerva logra evadir el ataque ingles en primera instancia y persigue a su enemigo hasta el portaviones Hermes, logrando impactarlo en el momento del aterrizaje, este se estrella dañando el ascensor de los aviones y cayendo luego al mar sin poder sobrevivir, el Mirage sigue su ataque contra el portaviones produciéndole daños en el puente (así lo confirmaron oficiales ingleses al Comodoro  Veterano de Guerra  Carballo, con reserva de sus nombre en virtud del secreto de guerra por 100 años impuesto por Inglaterra, no es la versión que se tiene en forma oficial).
Con escaso combustible y pese a recibir la orden de eyectarse se dirige a Puerto Argentino (era consciente del valor de su avión para enfrentar con éxito a los Harrier e intentaba salvarlo), recibe la autorización para aterrizar y le ordena ingresar por el corredor de los helicópteros  procediendo a desprenderse de los proyectiles que le quedaban para  alivianar el Mirage y aterrizar con más facilidad. Esta maniobra confunde a la artillería antiaérea, que no escucho las comunicaciones, además los aviones argentinos tenían sus insignias en la parte superior de la alas y el fuselaje, desde abajo era imposible identificarlos   “Me están tirando …Carajo” fueron sus últimas palabras.
Pasadas  apenas las 16.20 de ese día  y a  pocos metros de la cabecera norte del aeródromo, en las frías aguas del Atlántico tomo su puesto de custodio eterno de nuestra soberanía.
Elías Almada
DNI 14936811
Email: alamda-22@hotmail.com – elantoal@hotmail.es
Fuente: www.03442.com.ar

NOTICIAS Federación Argentina de Aeroclubes